jueves, 29 de diciembre de 2016

El abecedario de Kate & Cat








Hace unos meses, Laura, la creadora del blog Coleccionando Cuentos, se puso en contacto conmigo para ofrecerme colaborar en su proyecto. Desgraciadamente, por entonces andaba yo bastante liada y con mucho trabajo. Eso sí, sus inquietudes me hicieron comprometerme para cuando tuviera algo de tiempo y como el tiempo al fin ha llegado, hoy he podido enviarle mi reseña sobre esta pequeña joya de Lata de Sal.

La editorial madrileña suma un título más a su colección sobre gatos y lo hace con este abecedario que parte de una serie de fotografías del artista ruso Andy Prokh. Prokh, que actualmente vive en San Petersburgo y se dedica a la fotografía tras abandonar su carrera de economía, posee una hermosa serie en la que retrata el hermoso vínculo entre su hija Katherine y su gato Lilu Blue Royal Lady.

Las fotografías en formato cuadrado y blanco y negro tienen parte de la inocencia de las imágenes de Enzo Arnone, pero se trata de escenas menos espontáneas, hermosos retratos -que aunque puedan estar inspirados en escenas cotidianas- parecen haber sido "construidos" para ser fotografiados. 

Se trata de imágenes tomadas en distintos momentos en el tiempo, algo que se hace evidente observando la transformación física de Kate, nunca por cambios en la técnica o en el formato de las imágenes, que muy probablemente fueron seleccionadas cuidadosamente de entre las incontables fotografías que conforman esta serie aún en proceso.

El texto, es decir, los términos escogidos para conformar este delicioso abecedario -tres para cada imagen- están a la altura del carácter poético de las fotografías de Prokh. Todos ellos se relacionan con el retrato que acompañan, pero lo hacen de manera más o menos cercana y tienen la carga subjetiva propia de la elección, es decir, muy probablemente el lector encontrará otras palabras tan apropiadas, o incluso más, que las seleccionadas por la editorial.

El resultado es un delicado álbum que acerca la fotografía, la fotografía artística, a los más pequeños y que, sin ninguna duda, disfrutará cualquier adulto que sienta predilección por este medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada