martes, 16 de agosto de 2011

Oliver

.
 

Oliver, de Christopher Franceschelli es una pequeña joya que recuerda al precepto minimalista “menos es más”. El álbum, que cuenta la historia de un huevo, se presenta en una cuidadosa edición en formato cuadrado y cartoné que, aunque no posee bordes redondeados, es similar a la de muchos libros para prelectores.

La belleza de la obra estriba, sin duda, en la armónica conjunción de texto e ilustración y en la forma en que éstos se desarrollan desde la cubierta hasta la contracubierta, pero también en el limitado juego de colores y en esas imágenes francas, escasas y significativas.

3 comentarios:

  1. ¿Tienes el libro en tu poder?

    ResponderEliminar
  2. ¡Tenemos que quedar una tarde para leer cuentos entonces! :)

    ResponderEliminar